martes, 20 de marzo de 2012

Calcular nuestra talla de corsé

Comprar un corsé puede ser confuso, sobre todo si compramos online. Elegir la talla es fundamental para que no nos llevemos sorpresas cuando el paquete llegue a casa y nuestra ilusión se torne todo decepción.

La medida fundamental a la hora de saber nuestra talla de corsé es la de la cintura, aunque esto también depende de lo ajustada o floja que queramos llevar la prenda.

La talla ideal del corsé, por regla general, es una talla menos a la que solemos utilizar de pantalón, siempre teniendo en cuenta la medida real de la cintura.

Se mide la cintura y a esta medida se le resta 10 cm.

El corsé suele quedar más vistoso cuando existe una pequeña separación en la espalda, esta abertura suele ser de 4 a 8 cm.

Si con esto no estuviéramos seguras de la talla, para asegurarnos del tallaje que necesitamos tomaremos estas tres medidas:
  • Pecho: hay que medir el contorno del pecho por la parte más ancha, pasando la cinta métrica por encima del pezón.
  • Cintura:medimos el contorno por la parte más estrecha del tronco en relajación, esto es, sin mantener la respiración. Hay que tener en cuenta que la cintura no tiene que coincidir necesariamente con el ombligo.
  • Caderas: se mide por la zona más ancha, no justo en el hueso de la cadera sino un poco más abajo.

(En el monigote vemos donde hemos de tomar las medidas, es orientativo y no muy bonito)

Una vez tengamos las medidas debemos compararlas con la tabla de medidas de la tienda.

Recordar que en el ámbito anglosajón se trabaja con pulgadas, de tal manera que a la medida real de la cintura le restamos 10 cm y lo dividimos entre 2,54, el resultado son las pulgadas que debe medir el corsé para ajustarse a tu talla. Otra forma es pasar la medida real de la cintura a pulgadas (una pulgada mide 2,54 cm) y restarle 4.

Usando estos sencillos pasos nos aseguramos de que nuestra compra online será satisfactoria.

*Primera foto extraída de Google

2 comentarios:

Madame Macabre dijo...

Un post realmente útil, muchas gracias por la información. Yo tengo el defecto de que cuando he comprado un corsé online, nunca me he medido, y me fio del tallaje de la tienda. Suelo acertar, salvo en una ocasión que no había manera de que yo cupiera en aquella enredadera de lazos y moños de encaje XD.

Un beso guapa.

Vanitas Glemsel dijo...

A veces pasa sobre todo si compramos en el ámbito anglosajón que las tallas son un lío bonito XD. De todas maneras a veces la solución pasa por cambiar las cintas traseras y añadirles unos cuantos centímetros de más (queda un poco más separado y no tan bonito, pero por lo menos no pierdes de todo el dinero), aunque depende del corsé claro está.

Gracias por el comentario.

Bicos

Publicar un comentario