miércoles, 14 de marzo de 2012

Suavidad a pie de nevera

¿Quién tiene en casa un yogourt, un tarro de miel  y un limón?

Con esos tres ingredientes podemos hacer una mascarilla para dar suavidad a la piel, además de natural es barata, y esto en los tiempos que corren siempre se agradece.

La receta es muy sencilla:
  • Una cucharada de miel
  • Un yogourt natural
  • Una cucharadita de limón

Mezclamos muy bien y aplicamos sobre la cara, previamente limpia. Dejamos actuar 30 minutos y la retiramos con agua tibia (no caliente). Después podemos limpiar muy bien la piel con un agua de manzanilla (hervir 1 cucharada de flores de manzanilla seca durante 5 minutos en unas dos, dos tazas y media de agua. Dejar que temple y aplicar con un algodón).

Tanto el yogourt como la miel, por su composición, son dos elementos nutritivos y beneficiosos para la piel. La miel aplicada directamente puede ser usada para aliviar y ayudar a cicatrizar las pequeñas quemaduras domesticas (aunque siempre es interesante tener una planta de Aloe Vera en casa para estos casos y para otros muchos).

El limón, por su parte, es un pequeño gran aliado por su acción astringente, lo que ayuda a regular el exceso de grasa en la piel, evita las espinillas y ayuda con el acné, cierra los poros, se carga los puntos negros y aclara la piel, además decolora el vello fino.

Ahora sólo queda abrir la nevera y relajarse.

*Imagen extraída de Google

0 comentarios:

Publicar un comentario