lunes, 30 de abril de 2012

Dark Life XXL: DangerousFX

Cuando eres "plus size", pálida y te gusta mucho el color negro y los encajes, se hace un poco difícil encontrar ropa que te guste y que puedas subir más allá de los muslos.

Las compras online se convierten casi en el único reducto cuando quieres algo "especial", es verdad que las tiendas de ropa "alternativa" siempre tienen alguna talla grande, pero nunca os ha pasado que aunque la etiqueta pone talla 46 aquello no cierra ni a la de tres, a mí sí.

Una tienda que me gusta y que me ha dado buenos resultados en el pasado y que espero me los dé en el futuro es:

DangerousFX. Interesante tienda ubicada en Inglaterra que tiene cosas "Plus" y que no están mal de precio, más o menos como cualquier tienda física de ropa "alternativa".No es que haya una gran variedad de productos, pero sí los suficientes.
A favor:
  • Precio más o menos asequible.
  • Calidad bastante buena (como la dé cualquier marca para tallas pequeñas en cualquier tienda de ropa gótica).
  • Guía de tallas fidedigna.
  • Rapidez en los envíos.
  • Pago con Paypal.
  • Agradable trato en la comunicación.
En contra:
  • Hay que sufragar gastos de envío y devolución.
  • Hay que esperar para que llegue a casa.
  • Tallaje anglosajón.
  • La comunicación con el vendedor se hace en inglés.

Imagen extraída de: https://www.facebook.com/#!/dangerousfxhighvoltagefashion


sábado, 28 de abril de 2012

Tinte al "estilo victoriano" con té

Hace mucho tiempo que los tintes naturales estaban desaparecidos del mapa, más o menos desde el siglo XIX debido a que la aparición de los tintes químicos, más baratos y brillantes los desplazaron.
Hay múltiples plantas que nos proporcionan tintes vegetales:abedul, nogal, amapola, cebolla, arándanos, castaño, dalia, caléndula, cúrcuma, helecho,té, café...

El café y el té son dos elementos que solemos tener en casa y gracias a ellos podemos conseguir darle un toque nuevo con un aire vintage a una tela, una prenda, mantelería, cortinas, a una bonita puntilla o al encaje.

El tinte con té era algo más o menos común al principio de la Época Victoriana, es un tinte natural que no daña las prendas y con el que se puede conseguir una gama que va desde el marrón hasta el beige pasando por distintos tonos de amarillo. Para hacer tintes se utiliza el té negro y el resultado es un color a dos aguas más o menos suave, este efecto se vuelve más irregular cuanto más grande sea la pieza a teñir.

Dependiendo de la tela el teñido será de una manera u otra. La diferencia radica en el calor que pueda soportar la tela sin estropearse, de manera que no es lo mismo teñir una seda o un algodón que un encaje.

Para fijar mejor el color se suelen usar mordientes (los más usado son el alumbre, el sulfato de hierro o cobre). Algunas de las sustancias utilizadas para los mordientes son tóxicas y han de manipularse con mucho cuidado, aunque dan permanencia al color no son indispensables para hacer una tintura en casa.

El primer método para teñir con té es ideal para algodón, lana, lino o seda.

Primero lavamos bien la tela. En una olla ponemos agua al fuego cuando rompa a hervir añadimos unos 150 g. de té (té negro) por 1/2 l. de agua, dejamos hervir 10 minutos, ponemos a reposar hasta que enfríe y la colamos.

En otro recipiente (acorde en tamaño con la pieza que queramos teñir) ponemos la tela, la cubrimos de agua y agregamos el "preparado" de té, llevamos a ebullición y dejamos hervir durante una hora a fuego lento. Removemos de vez en cuando y agregamos agua si fuera necesario, hay que tener en cuenta que el tejido tiene que estar siempre bien sumergido.

Finalmente dejamos enfriar, retiramos la tela y aclaramos bien con agua fría.

El otro método es ideal para teñir telas más delicadas que soportan peor el calor.

Se prepara una infusión "potente" de té, se sumerge la pieza (directamente en la infusión) y se deja reposar entre dos y cinco horas, a mayor tiempo más color. Podemos ir vigilando el color y retirarlo cuando creamos conveniente. Finalmente la enjuagamos bien.

A las mezclas para teñir se les puede agregar sal o vinagre para ayudar a fijar el color y mejorarlo. Unas dos cucharas por cada litro de "preparado" de té.

Cosas a tener en cuenta:
  • El color va cambiando con el secado.
  • Teñir demasiada tela junta hace que el resultado final sea malo.
  • Los hilos sintéticos son más dificiles de teñir y los resultados no son tan buenos.
  • El "preparado" de té hay que colarlo siempre, sino la tela quedará como manchada.
  • Después del teñido podemos darle varios lavados en agua tibia hasta asegurarse de que no perderá más color.
  • Es muy importante hacer una primera prueba en un trocito de tela para asegurarnos de que soporta el proceso, de que el color nos gusta y sobre todo de no estropear el tejido.
  • Si necesitamos igualar el color de un tejido podemos repetir el proceso de teñido hasta obtener el resultado deseado.
A partir de ahora ya podemos darle un toque vintage al más puro estilo victoriano a cualquier pieza.

Imagen extraída de Google

sábado, 21 de abril de 2012

Puntilla 1



jueves, 19 de abril de 2012

Tachuela aquí, tachuela allá

Hace unos cuantos días buscando inspiración en el Google me encontré unas cuantas fotos de los famosos zapatos de Laboutin, eso y unos cuantos viajes al Youtube son el germen de esta entrada.

Me encantan las tachuelas y desde hace un tiempo parece que las tiendas se han llenado de esos pequeños (o grandes) clavos decorativos, zapatos, bolsos, camisas, camisetas, los típicos cinturones, etc. Por un lado eso le quita un poco la gracia, pero por otro es una ventaja a la hora de conseguir alguna cosilla "bonita" bien de precio que agregar al armario.

Siempre las he usado para hacer pequeños trabajos de personalización, sobre todo en bolsos. En las camisetas también quedan muy bien siempre que no sean  labores excesivamente grandes.

Hay muchísimos tipos de tachuelas, cuadradas, piramidales, cónicas, triangulares, en forma de estrella, hexagonales, circulares, en colores, gigantes, minúsculas.... Vamos que hay para cualquier tipo de gusto. Lo que más nos puede interesar de una tachuela es el método de sujeción ya que varía un poco el uso que le podemos dar según el  material con el que vayamos a trabajar.

Dependiendo del tipo de trabajo y el método de sujeción (seguro que hay más de los que voy a enumerar , pero estos son los que yo conozco y los que usado alguna vez):

-Tachuelas con pestañas.

Son las más usuales y las más fáciles de encontrar, se pueden usar tanto en las telas tradicionales (mejor si trabajamos sobre telas resistentes), como en telas plásticas (telas vinílicas, polipiel y similares) y en cuero. 

En las telas que ofrecen poca resistencia podemos pincharlas directamente, pero si el material es duro hay que hacer el agujero como paso previo. Si en algún trabajo en tela hay que poner muchas formando una linea recta es mejor optar por la siguiente opción.

-Tira de tachuelas termoadhesiva.

Son similares a las tiras de strass termoadhesivas . Este tipo de tachuela viene montada sobre una cinta encolada y se adhiere al tejido con la plancha. Es ideal para trabajar sobre cualquier tipo de tela que permita el planchado a alta temperatura.
-Tachuelas adhesivas.
Esta variedad de tachuela viene suelta. Puede venir sin pegamento o ser autoadhesiva. Las primeras se adhieren usando silicona caliente o cualquier pegamento de contacto. En el caso de las autoadhesivas  suelen venir adheridas a un papel y funcionan como las pegatinas. son rápidas y fáciles de colocar pero se caen con facilidad. Ideales para trabajar con cualquier material, ya que en este caso sólo tenemos que buscar el pegamento adecuado al mismo. Se pueden hacer desde dibujos en una camiseta,decorar cajitas de madera o cartón hasta usarlos para decorar unos zapatos sin demasiada complicación, aunque conviene tener en cuenta siempre que su durabilidad suele ser limitada.

-Tachuelas con tornillo.

Este tipo de tachuelas vienen en dos piezas, son resistentes y duraderas aunque son ligeramente más caras que las anteriores. Es ideal para trabajar con cuero y materiales que ofrecen una resistencia mayor que cualquier tejido. Se necesita agujerear previamente, así que hay que tener claro el trabajo que vamos a hacer, ya que "destroza" la pieza que estemos usando.
Existen también las tachuelas de tapicero que bien usadas pueden dar un aire "simpático" a alguna silla.

Lugares donde podemos encontrar y comprar tachuelas:

-Mercerías, suelen tener variedad de tachuelas,l os tres primeros tipos se encuentran con facilidad en estos establecimientos.
- Tiendas de productos relacionados con el cuero, sobre todo se encuentran en estos establecimientos las tachuelas con tornillo.
-Tiendas de manualidades, no en todas pero en algunas tienen tachuelas adhesivas.
- Ebay, el lugar donde se encuentra casi de todo.

Cuando usamos tachuelas hay que marcarse a fuego la frase: NO AL EXCESO. Es mejor combinarlas con piezas sobrias, colores lisos y prendas básicas o al final acabaremos pareciendo un árbol de navidad.

Usando una tira de tachuelas termoadhesivas decoré esta falda hace un par de años.


Para acabar dejo este tutorial extraído de Youtube de como personalizar unos zapatos con tachuelas de pinchos, está en inglés pero creo que se entiende bastante bien.


Cambiaría el uso del taladro por un punzón y marcaría primero el lugar donde van a ir los pinchos por aquello de no "destrozar" unos zapatos por "destrozar"

A "tachuelar" se ha dicho. 

Imagenes extraídas de: Ebay, google, Youtube y mi cámara ^^.

miércoles, 18 de abril de 2012

Elegantes cuidados para el satén

El satén es una de esas telas omnipresentes en la moda, suave, muy agradable al tacto y a la vista, pero sobre todo no demasiado caro.

Esta tela está presente en muchas prendas, especialmente en las de estilo victoriano, aunque también se utiliza para hacer cortinas o sábanas, a pesar de aportar gran elegancia a cualquier pieza es un tejido delicado con el que hay que tener cuidado.

Hay diversos tipos de satén y aunque cada uno tiene algún tipo de cuidado específico atendiendo a componente más delicado que lo conforma, podemos curarnos en salud y aplicar estos consejos generales a la hora de limpiarlo:

  • Siempre es bueno hacer caso a las etiquetas que trae la prenda porque algunas piezas se pueden lavar en la lavadora en un programa de prendas delicadas (esto sólo lo permite el satén de nylón y el de poliéster), pero ante la menor duda mejor prevenir y lavar a mano.
  • Si se lava a mano, agua fría y jabón, sin frotar y sin dejar a remojo.
  • El aclarado se hace con agua fría, sin retorcer. Para que nuestras prendas nunca pierdan brillo se agregan 2 cucharadas soperas de vinagre (¡bendito vinagre!) por litro de agua y usamos esta mezcla para aclarar.
  • El secado siempre encima de una toalla sobre una superficie plana en posición horizontal. Si es una camisa, una blusa, una túnica o similar se puede secar la pieza colgada en una percha.Nunca usar secadora. Ten en cuenta que sólo el satén de poliéster se puede secar al sol.
  • Para quitar las manchas se puede usar un quitamanchas sin blanqueador siguiendo los pasos que indica el producto y a continuación lavar la prenda, las manchas saldrán mejor cuanto más recientes sean, si se dejan mucho tiempo corren el riesgo de volverse permanentes. Si no estás segura/o del proceso o de si el quitamanchas tiene blanqueador o no es mejor tener precaución y llevar la prenda a la tintorería antes de estropearla sin remedio.
  • Para evitar el deterioro o los accidentes de las prendas de satén es aconsejable guardarlas en fundas o en algún tipo de caja.
  • Nunca debemos de dejar el satén cerca de ningún tipo de fuente de calor.
  • A la hora de planchar siempre se ha de hacer por el revés de la tela (la parte sin brillo) cubriéndola con un paño de tal modo que la plancha nunca toque directamente el tejido. La temperatura de planchado debe de ser la más baja de la plancha evitando el uso de vapor o agua.
Siguiendo estos consejos nuestras prendas de satén brillarán con luz propia. Recuerda que los corsés aunque estén hechos de este material tienen una manera específica de cuidarse (Mimando los corsés).

*Imagen extraída de Google

martes, 10 de abril de 2012

Arreglar medias de rejilla

Buscando por la red como arreglar la tela de rejilla encontré este tutorial (es sobre medias, pero se puede aplicar sobre camisetas de rejilla o productos similares), lo comparto porque creo que puede ser interesante.

Arreglar medias de rejilla (Tutorial)


Espero que os sirva tanto como me sirvió a mi.


*Extraído de KulturaGotika

¡Pobres pies que nos soportan!

El zapato que va bien a una persona es estrecho para otra: no hay receta de la vida que vaya bien para todos.
                                                     (Carl Gustav Jung)

Muchas veces nos enamoramos de unas botas, plataformas o zapatos , los estrenamos con ilusión y finalmente todo se torna en tortura.

Cuidar los pies es muy importante, nos sostienen día a día sin quejarse. Llevar tacones es por lo general un pequeño castigo para ellos, pero podemos paliar o evitar algunas consecuencias de todas las pequeñas agresiones diarias.

Un simple masaje con aceite de oliva activa la circulación, alivia el dolor y baja la posible hinchazón. También podemos agregar unas gotas de limón a una porción de nuestra crema hidratante habitual  y masajear los pies antes de acostarnos o recurrir a las múltiples cremas mentoladas que existen en el mercado (también podemos extender el masaje a la piernas y se levantarán como nuevas).

Otros remedios pueden ser darnos un baño de agua caliente con sal (gruesa) o pasear un cuarto de hora descalzas/os al sacarnos los zapatos.

Sobre todo para cuidar los pies hay que elegir siempre un calzado cómodo, evitando los zapatos estrechos, con tacones excesivamente altos (para mí una buena opción es la plataforma en la parte delantera que de alguna manera equilibra un poco la altura excesiva de un tacón), también en la medida de lo posible evitar las suelas excesivamente planas y si se puede que los materiales permitan "respirar" al pie. Con las botas de cuero o materiales similares que ahogan bastante y es bueno invertir en unos buenos calcetines.

No nos olvidemos de las almohadillas, plantillas de gel y similares que siempre vienen bien a la hora de ponernos algún zapato "torturador".

Hay que recordar que para caminar o estar mucho rato de pie mejor dejar los tacones y las plataformas en casa (o llevarlos en el "bolso" y ponerlos al llegar a destino).

¡Buen paseo!


*Imagen extraída de Google

miércoles, 4 de abril de 2012

Postre ligero de piña

Tengo ganas de tener algo de tiempo para escribir algunos post que tengo guardados en la recámara, entre ellos una "serie" de puntillas variadas hechas a mano para aplicar a diferentes piezas, pero la verdad es que tengo algún encargo atrasado todavía y en eso estoy, haciendo algunos trabajillos.

Así que hoy toca una receta muy sencillita y estupenda para la temporada que empieza, que ya van apeteciendo cosillas más ligeras.

Ingredientes:
  • Piña natural
  • 100/150 g. de queso de untar
  • Canela al gusto
  • Edulcorante
Preparación:

Limpiamos la piña y la troceamos en cuadraditos o similar, la reservamos. En un recipiente mezclamos el queso y el edulcorante, añadimos esta mezcla a la piña y espolvoreamos con canela.

Se sirve muy frío.

Este es un postre estupendo, muy ligero y apto para todo el mundo.