miércoles, 18 de abril de 2012

Elegantes cuidados para el satén

El satén es una de esas telas omnipresentes en la moda, suave, muy agradable al tacto y a la vista, pero sobre todo no demasiado caro.

Esta tela está presente en muchas prendas, especialmente en las de estilo victoriano, aunque también se utiliza para hacer cortinas o sábanas, a pesar de aportar gran elegancia a cualquier pieza es un tejido delicado con el que hay que tener cuidado.

Hay diversos tipos de satén y aunque cada uno tiene algún tipo de cuidado específico atendiendo a componente más delicado que lo conforma, podemos curarnos en salud y aplicar estos consejos generales a la hora de limpiarlo:

  • Siempre es bueno hacer caso a las etiquetas que trae la prenda porque algunas piezas se pueden lavar en la lavadora en un programa de prendas delicadas (esto sólo lo permite el satén de nylón y el de poliéster), pero ante la menor duda mejor prevenir y lavar a mano.
  • Si se lava a mano, agua fría y jabón, sin frotar y sin dejar a remojo.
  • El aclarado se hace con agua fría, sin retorcer. Para que nuestras prendas nunca pierdan brillo se agregan 2 cucharadas soperas de vinagre (¡bendito vinagre!) por litro de agua y usamos esta mezcla para aclarar.
  • El secado siempre encima de una toalla sobre una superficie plana en posición horizontal. Si es una camisa, una blusa, una túnica o similar se puede secar la pieza colgada en una percha.Nunca usar secadora. Ten en cuenta que sólo el satén de poliéster se puede secar al sol.
  • Para quitar las manchas se puede usar un quitamanchas sin blanqueador siguiendo los pasos que indica el producto y a continuación lavar la prenda, las manchas saldrán mejor cuanto más recientes sean, si se dejan mucho tiempo corren el riesgo de volverse permanentes. Si no estás segura/o del proceso o de si el quitamanchas tiene blanqueador o no es mejor tener precaución y llevar la prenda a la tintorería antes de estropearla sin remedio.
  • Para evitar el deterioro o los accidentes de las prendas de satén es aconsejable guardarlas en fundas o en algún tipo de caja.
  • Nunca debemos de dejar el satén cerca de ningún tipo de fuente de calor.
  • A la hora de planchar siempre se ha de hacer por el revés de la tela (la parte sin brillo) cubriéndola con un paño de tal modo que la plancha nunca toque directamente el tejido. La temperatura de planchado debe de ser la más baja de la plancha evitando el uso de vapor o agua.
Siguiendo estos consejos nuestras prendas de satén brillarán con luz propia. Recuerda que los corsés aunque estén hechos de este material tienen una manera específica de cuidarse (Mimando los corsés).

*Imagen extraída de Google

2 comentarios:

Moda gotica dijo...

Pues es una maravilla esa mascarilla a mi el pelo me dura mucho mas tiempo limpio ^^! P:d : genial tu entra del Satén y el vestido ese es *.* Precioso *.*

Vanitas Glemsel dijo...

Gracias. Sin duda probaré la mascarilla.

Saludos.

Publicar un comentario