sábado, 15 de septiembre de 2012

Té de moras de temporada

Esta semana ha sido un poco de locos tengo a mi hermana en casa aprovechando sus últimos 10 días de vacaciones y se me acumulan los problemas así que no he posteado todo lo que quisiera, pero tampoco he "trabajado" todo lo que quisiera, porque esta es muy buena época para preparar "ropita" para los tiempos del frío así que suelen ser días en los que tejo como una loca para inundar a la familia con ropa de abrigo, también es el tiempo de las última recolección y de eso vengo a escribir hoy.

Aprovechando que la temporada de moras aún no ha acabado (están en época desde finales de agosto hasta principios de octubre) hace unos días le hice una visita a mi madre y salimos a recoger moras silvestres, aunque fuimos un poco por pasear recogimos sin problemas casi dos kilos de moras.

La mora es una fruto ideal ya que tiene poco valor calórico y además tiene una alta concentración en vitamina C, muy superior a la de otros cítricos. No hay que olvidar que la vitamina C favorece la absorción del hierro de los alimentos y en la resistencia del cuerpo a las infecciones, entre otras propiedades.

También tiene potasio y fibra, además madura tiene propiedades laxantes y depurativas.

Las moras se pueden consumir sin cocinar (aunque lavándolas muy bien) con leche, yogourt  o con cereales. Cocinadas tienen infinidad de usos desde acompañar un asado de carne hasta hacer mermeladas (seguramente la preparación más usual), pero también se pueden hacer gelatinas, tartas, quesadas, bizcochos, helados...

En mi caso hice una quesada, un bizcocho y un helado, pero usos algo menos comunes son: el licor de moras, el vino de moras y el té de moras.

Aunque tengo en mente preparar un licor de moras para obsequiar a la familia con pequeñas botellitas con los últimos frutos que recoja, hoy traigo la preparación de un té de moras que aparte de estar muy bueno tiene variados usos terapéuticos.

Ingredientes:
  • 100 o 150 g. de moras (según lo fuerte que lo queramos).
  • 1 l. de té verde recién hecho.

Preparación:

Preparamos el té verde como  de costumbre y le agregamos las moras, dejamos reposar  la infusión tapada una hora y media más o menos y servimos.

En mi caso prefiero meterla a reposar en la nevera así a la hora de servir el té está bien fresquito.

Estás cantidades dan para unos seis u ocho vasos dependiendo del tamaño del vaso.

Aunque yo sólo hago esté té cuando la moras están en temporada porque voy a recolectarlas, estos frutos se pueden encontrar durante casi todo el año en grandes áreas comerciales.

Por cierto, este té es estupendo para casos de hipercolesterolemia (claro que no hace milagros, así que hay que acompañarlo de la "dieta" que el médico suele dar en estos casos).

Espero que lo disfrutéis si tenéis oportunidad y vengáis a contármelo.

4 comentarios:

Bathory Doll dijo...

Genial la receta! La verdad es que no sabía que se podía hacer té con moras... soy muy poco entendida en cuestión de té xD
Hace poquísimo que me enteré de que existía el té rojo xD

Por cierto, tienes un premio en mi blog ^^

Besos!

V. Glemsel dijo...

:D Te voy a dar una sorpresa XD también hay té blanco, té azul y té negro, entre otros. :D

Muchas gracias por el premio.

Saudiños

Madame Macabre dijo...

Una receta fantástica, me encantan tus recetas :). Soy una teinómana empedernida y siempre ando haciendo experimentos, jeje.

Los que no son muy aficionados de té siempre se sorprenden cuando saben la cantidad de clases que hay, y que cada uno tiene sus propias particularidades. Me pasó igual el otro día con un amigo, que quedamos para merendar, le dije que quería un té rojo y él pensó que yo estaba de broma XD.

Yo le suelo poner un trocito de canela en rama para merendar, le da muy buen sabor :).

Besos guapa.

V. Glemsel dijo...

Me alegro de que te gusten mis recetas. En casa también somos muy de té y de infusiones.

A mi me sorprende que muchas veces ni los camareros de los sitios se enteran mucho.Cuando pido un té americano, suelen o bien preguntarme qué es eso o traerme un café americano presuponiendo (supongo) que soy un poco tonta.

Aunque cada vez hay más cultura "tetera"en este pais, todavía no la suficiente.

Biquiños.

Publicar un comentario