martes, 30 de octubre de 2012

La verdadera historia de Halloween

Por casualidad rebuscando en Youtube encontré este documental del Canal Historia, que siempre hace curiosos documentales sobre temas no siempre demasiado ortodoxos (hecho que me encanta).

Así que como "las casualidades no existen", pero sí las sincronicidades, comparto.

 
Espero que os guste. 
 

jueves, 25 de octubre de 2012

Pan de calabaza, para el desayuno y la merienda.

Hace ya unas cuantas semanas recogimos nuestra primera cosecha de calabazas, aunque ya cocinaba un montón de platos con ellas en estas semanas he aprendido muchos más.

La calabaza es un alimento estupendo porque nos ayuda a prevenir enfermedades, eliminar líquidos, mimar la vista, a controlar el peso ya que tiene gran cantidad de agua en su composición y  muy escaso aporte calórico, además gracias a su gran contenido en fibras es saciante y mejora el transito. Es una hortaliza muy fácil de digerir, así que es estupenda para los más peques de la casa y también para las embarazadas.

Se puede consumir de muchísimas maneras, guisada, estofada, al horno, a la plancha, en tartas, bizcochos, dulces varios y hasta en panes (no sé si otra gente lo hace, pero yo también la consumo en crudo).

La receta de hoy es un pan de calabaza, muy sencillo.

Este pan en cuestión tiene ese sabor dulzón y suave que caracteriza a las calabazas que va muy bien para las meriendas o los desayunos acompañado con margarina (mantequilla), queso o mermelada, yo le añado siempre un té con leche o alguna infusión calentita. Ahora en las tardes de lluvia y con los primeros fríos es un tentempié muy reconfortante.

Ingredientes:
  • 250 g. de calabaza limpia y sin semillas (éstas las guardamos para decorar el pan que tostaditas le dan un sabor especial).
  • 300 g. de harina de fuerza.
  • 1 sobre de levadura liofilizada de panadero o 30g. de levadura fresca.
  • 1 cucharadita de sal.
Preparación:

Limpiamos la calabaza, la cortamos en dados y la cocemos durante 20 o 25 minutos. No le agregamos sal porque luego se la echaremos a la harina. Cuando esté blandita la escurrimos bien y la trituramos hasta que quede muy fina.

Dejamos atemperar, cuando esté tibio el puré se mezcla con la harina salada y la levadura.

Amasamos durante un buen rato hasta tener una pasta robusta, si quedase muy seca se le añade algo del agua de la cocción.

Dejamos fermentar  la masa cubierta con papel film en un bol aceitado durante unas dos horas, tiene que doblar su volumen.

Cuando la masa haya fermentado la pasamos de nuevo a la mesa y la amasamos brevemente. Le damos forma de bola, la ponemos en una fuente de horno con un poco de harina y tapamos con un paño limpio, dejamos reposar 50 minutos.

Luego hacemos unos cortes con un cuchillo bien afilado, decoramos con las semillas y metemos al horno precalentado a 220º durante 50 minutos más o menos (depende del horno).

Para saber cuando un pan está cocido el truco es golpear la base con los nudillos, si suena hueco está listo.

Las cantidades son para un bollo relativamente pequeño, si queremos hacer un pan más grande duplicamos o triplicamos las cantidades y listo.

Es un proceso algo largo, pero como entre medias se pueden hacer más cosas, pues es una receta que no da excesivo trabajo, pero es muy resultona y sobre todo sabrosa.

viernes, 19 de octubre de 2012

Noche mágica en La Fundación Sales Xardín Arboretum

Falta poco para el día 31 de octubre, así que hay que ir haciendo planes y me ha gustado este particularmente:

Viaje de terror por el jardín encantado en la Fundación Sales Xardín Arboretum (Vigo).

halloween1
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Las entradas cuestan 8€ para los adultos y 6€ para los niños, aunque estos últimos tienen que ir acompañados y no pueden  tener menos de 11 años.
 
Para saber todo sobre el evento pinchar aquí.
 
 
Imágenes extraídas de www.fundacionsales.org
 

lunes, 15 de octubre de 2012

Zombi aquí, zombi allá: Recién Muertos

¿Sabemos qué siente un muerto viviente? ¿Qué puede salir de un experimento Z, unos norteamericanos y una célula terrorista? ¿Qué ocurre dentro del armario?¿Puede nuestro culto al cuerpo conducirnos a un apocalipsis Z?¿Salvarán los zombi al mundo? ¿Vampiros versus zombis?...

Las respuestas en la antología Recién Muertos.

No suelo dedicar entradas a libros (por alguna razón con el tiempo he descubierto que prefiero leer a recomendar), pero con este voy a hacer una excepción, no sólo porque me lo hayan pedido sino porque realmente me ha gustado tanto la iniciativa como el libro.

Recién muertos explora el "mundo Z" desde una perspectiva pretendidamente original, a veces lo logra y otras no tanto. Sin embargo consigue sumergirnos, desde su heterodoxia narrativa, en un mundo de caos donde los muertos se levantan de sus tumbas y que en algunos casos se apropian de la primera persona acercándonos a las motivaciones y dudas que los conducen a comer, alejándonos del punto de vista de colectividad zombi desorganizada a la que nos tienen acostumbrados. En otras ocasiones partiendo de un enfoque más "clásico" intentan abarcar situaciones poco comunes, incluso abandonando la perspectiva humana del asunto.

Desde mi humilde opinión, con sus virtudes y defectos ha conseguido entretenerme, interesarme, sorprenderme en ocasiones y sobre todo gustarme.

Esta obra coral nace como iniciativa amateur de edición independiente (para ser concretos de autoedición e impresión bajo demanda) e intenta hacerse un merecido hueco en el comercial y difícil mundo editorial adscrito últimamente (como muchas otras industrias) a la moda de la "temática Z", antes sólo "reservada" a círculos más o menos reducidos.

Si has llegado hasta aquí quizá te interese conseguir tu ejemplar y así es como puedes hacerlo:

El precio es muy asequible, desde menos de 15€ para la versión en papel hasta variables de menos de 3€ para ediciones ebook.

Para obtener más información puedes visitar su blog o seguirlos en Twitter.

¿Sobrevirás a la hecatombe zombi? Si es así nos vemos en la siguiente entrada y cuidado con quien te acompaña nunca sabes de donde vendrá el primer mordisco.

domingo, 14 de octubre de 2012

Un año en el aire

Hoy hace un año que escribí la primera entrada del blog, así que estamos de "cumpleblog". Parece mentira como pasa el tiempo y conforme me hago más mayor más rápido se va.

El blog nace de la situación tensa y agobiante de haberme convertido en una parada como ventana al mundo y a mi misma, quizá no hable de temas entretenidos, ni sea un gran blog, pero es mi cuaderno de bitácora. Cada receta, cada "experimento", cada entrada, cada punto, cada coma, cada foto nace de una experiencia, de un pensamiento, de mi mundo cotidiano.

He redescubierto cuanto me gusta hacer cosas con las manos, hecho que se me había olvidado, la cocina, las cosas sencillas, la naturaleza y las plantas como parte intrínseca de mi vida y otras tantas cosas. Pero sobre todo he conocido blogs estupendos y gente estupenda que está detrás de ellos y que comparte un pedacito de su cotidianidad en la red.

El primer año de mi blog, que espero no sea el último porque me siento satisfecha haciéndolo, así que:

¡FELICIDADES LABORATORIO GLEMSEL!


Imagen Extraída de Google.

lunes, 8 de octubre de 2012

Decorando con patatas.

Hacer impresiones para decorar bien sea un mueble, una pared, una cajita, papel o cualquier cosa que nos imaginemos puede ser sencillo, rápido, barato y sobre todo práctico usando materiales que podemos encontrar en casa. Todo un clásico son los tampones de goma eva, espuma, esponja y otros materiales como corcho, pero con solo abrir la despensa y coger una patata tenemos el material necesario para empezar a trabajar.

¿Que materiales necesitamos?

Una patata, un rotulador, un motivo, un cúter (yo usé unas gubias), pintura y algo de paciencia.


Lo primero es escoger un motivo imprimirlo o dibujarlo en un trocito de papel.

Generalmente se utiliza papel de calco para transferir el motivo al material del que estará hecho el tampón, pero aprovechando la humedad de la patata podemos usar un rotulador. Marcamos con tinta el dibujo, damos la vuelta al papel de tal forma que el dibujo se enfrente con la mitad de la patata que previamente habremos cortado y presionamos, el dibujo se habrá transferido.


Si queremos remarcar más el motivo podemos pasar el rotulador por encima (siempre hay que limpiar el rotulador al final o se secará).

Vaciamos la patata por donde sea preciso con un cúter.


Finalmente, impregnamos el tampón con pintura, retiramos el sobrante presionándolo sobre un paño o una servilleta de papel y comenzamos a estampar.

 
Con esto podemos hacer cualquier motivo, desde los más sencillos a los más elaborados, incluso haciendo diversos motivos y mezclándolos podemos conseguir tramas muy logradas, que se pueden convertir en cuadros, papeles pintados personalizados (usando como base un papel pintado liso), murales, cenefas infantiles, postales, estampados para telas...

Hay que tener en cuenta que según el material que queramos pintar habrá que escoger una pintura adecuada.

Ya no hay escusas para darle nuestro toque a todo.

sábado, 6 de octubre de 2012

Tomates rellenos de arroz y verduras

Tengo el blog un poco abandonado, pero es que últimamente no me dan las horas del día aunque espero en breve retomar la actividad normal.

El tomate es uno de esos productos que le suele gustar a casi todo el mundo, aunque está en temporada de junio a septiembre se puede consumir durante todo el año. En casa los consumimos  muchas veces a la semana tanto cocinado como crudo, pero los que más nos gustan son los que se cultivan en casa, una vez que pruebas un tomate recién cogido de la mata ninguno de los que se compran te satisfaran tanto.

Las propiedades del tomate son múltiples y bastante conocidas. No sólo es bajo en calorías y diurético, también ayuda a controlar la presión arterial, mejora los procesos de cicatrización y es rico en licopeno que posee propiedades antioxidantes, entre otros muchos beneficios.

Se ha demostrado que el consumo habitual de tomate ayuda a prevenir algunas enfermedades bastante graves y es importante saber que cocinarlos no reduce las propiedades del licopeno.

La receta que traigo es: Tomate rellenos de arroz y verduras.

Esta receta la hago mucho en la temporada del tomate porque vienen todos juntos y hay que consumirlos sino se estropean, me gusta acompañarlos de acelgas salteadas con champiñones, pero una ensalada o un poco de pasta (lacitos o tiburones) en blanco con un chorro de aceite de oliva también son un buen acompañamineto.

Ingredientes (para 4 personas) :
  • 8 tomates medianos tirando a grandes.
  • 1 zanahoria grande.
  • 1o 2 dientes de ajo.
  • 1 cebolla.
  • 1 pimiento verde.
  • 1 calabacin pequeño.
  • 1 vaso de arroz.
  • 2 vasos de caldo de verduras (una pastillita de caldo concentrado y dos vasos de agua).
  • Aceite.
  • Sal.
  • Pimienta negra.
Preparación:
  • Vaciamos los tomates y reservamos la pulpa. Se vacían mejor si le cortamos la parte de abajo (la reservamos para taparlos al final).
  • Salamos los tomates por dentro y los colocamos dados la vuela sobre una fuente cubierta de papel absorvente, para que no queden encharcados de líquido por dentro.
  • Picamos las verduras en daditos.
  • En una olla echamos un chorro de aceite (no demasiado) y sofreímos los ajos, luego agregamos las verduras, bajamos el fuego y las dejamos pochar, añadimos la pulpa de tomate y dejamos que se haga todo junto un rato (unos cinco minutos).
  • Añadimos el vaso de arroz y removemos para que se impregne bien con el sofrito, echamos los dos vasos de agua y dejamos cocer mientras removemos para que el arroz no se pegue al fondo, el arroz tiene que quedar sólo medio hecho porque teminará de hacerse en el horno.
  • Agregamos sal y pimienta al gusto y apagamos.
  • Se rellenan los tomates con una cucharilla y se les pone la tapa. Se colocan en una bandeja de horno y se rocían con un chorrito de aceite.
  • Se hornean  a 160º durante 30 minutos.
¡¡¡ A comer!!!


Imagen extraída de Google