lunes, 8 de octubre de 2012

Decorando con patatas.

Hacer impresiones para decorar bien sea un mueble, una pared, una cajita, papel o cualquier cosa que nos imaginemos puede ser sencillo, rápido, barato y sobre todo práctico usando materiales que podemos encontrar en casa. Todo un clásico son los tampones de goma eva, espuma, esponja y otros materiales como corcho, pero con solo abrir la despensa y coger una patata tenemos el material necesario para empezar a trabajar.

¿Que materiales necesitamos?

Una patata, un rotulador, un motivo, un cúter (yo usé unas gubias), pintura y algo de paciencia.


Lo primero es escoger un motivo imprimirlo o dibujarlo en un trocito de papel.

Generalmente se utiliza papel de calco para transferir el motivo al material del que estará hecho el tampón, pero aprovechando la humedad de la patata podemos usar un rotulador. Marcamos con tinta el dibujo, damos la vuelta al papel de tal forma que el dibujo se enfrente con la mitad de la patata que previamente habremos cortado y presionamos, el dibujo se habrá transferido.


Si queremos remarcar más el motivo podemos pasar el rotulador por encima (siempre hay que limpiar el rotulador al final o se secará).

Vaciamos la patata por donde sea preciso con un cúter.


Finalmente, impregnamos el tampón con pintura, retiramos el sobrante presionándolo sobre un paño o una servilleta de papel y comenzamos a estampar.

 
Con esto podemos hacer cualquier motivo, desde los más sencillos a los más elaborados, incluso haciendo diversos motivos y mezclándolos podemos conseguir tramas muy logradas, que se pueden convertir en cuadros, papeles pintados personalizados (usando como base un papel pintado liso), murales, cenefas infantiles, postales, estampados para telas...

Hay que tener en cuenta que según el material que queramos pintar habrá que escoger una pintura adecuada.

Ya no hay escusas para darle nuestro toque a todo.

4 comentarios:

Moda gotica dijo...

original =)

V. Glemsel dijo...

Más que original, práctico :)

Saudiños

Madame Macabre dijo...

Me gusta mucho la idea :). Precisamente hace unas semanas compre unas esponjas en un chino para hacer algo así, como si fuera un sello. Mi idea es utilizarlo para la ropa, ya que compré pintura para telas... Pero todavía no me he puesto :(.

Un beso guapa, gracias por tus ideas, son siempre fantásticas.

V. Glemsel dijo...

Tienes que tener un poco de cuidado con el tipo de tela porque en según que materiales la pintura para tela funciona a medias. Lo chulo es que en la ropa le da un toque como infantil que me gusta mucho.

Biquiños.

Publicar un comentario