sábado, 2 de marzo de 2013

Dark Life XXL: Las curvas generosas y los cinturones

Algo que siempre echo de menos en las tiendas de ropa alternativa son los cinturones de talla grande (aunque siempre hay alguna dependienta "amable" que te dice con cara condescendiente que rellenas bien los pantalones y no lo necesitas, suele ser el mismo tipo de dependienta que te dice "para ti no hay talla", sí esa misma que estaría fulminada si las miradas matasen).

Gracias al cielo en los últimos años conseguir un cinturón para una chica plus es algo más fácil que hace una década, tanto en grandes cadenas que venden ropa de tallas grandes como en tiendas específicas y no olvidemos Ebay, ese recurso inagotable lleno de sorpresas y soluciones .

El cinturón puede ayudar tanto a conseguir una apariencia algo más sofisticada, como a marcar y definir positivamente nuestra silueta.

Lo importante, como en todo, es el sentido común. Si vas a llevar un cinturón "importante" es mejor no recargar con demasiados complementos o con complementos muy llamativos.

Los cinturones han de ser de nuestra talla (aunque apretando, apretando consigas ponértelo es mejor que no te lo lleves a casa por más que te guste, ya hay "lorzas" es mejor tratarlas con cariño para que no se desparramen).

Los cinturones ideales son aquellos que marcan la cintura (la parte más estrecha por encima de la cadera), este tipo de cinturones ayudan a moldear la figura y además disimulan la tripita. Sobre todo hay que evitar que sean demasiado finos. Se coloca justo sobre la cintura, se ajusta (sin abusar) y listo, a este efecto son ideales los cinturones elásticos porque permiten una libertad mayor de movimientos y siempre (o casi siempre) se mantiene en su sitio.

Con el uso de los cinturones podemos alegrar un vestido soso o uno que no nos siente demasiado bien (tampoco hace milagros, sentido común), convertir camisas o camisetas demasiado flojas (esas que nos hacen parecer el doble de grandes) en algo que nos siente como un guante, acompañar faldas de cintura alta, etc.

Además de cinturones, podemos usar lazos de todo tipo (de satén, encaje, organza...) para marcar la cintura, sobre todo con vestidos vaporosos o de encaje, también puedes personalizar cinturones simples usando tachuelas, hebillas, botones metálicos, remaches para costura, cadenas y otros elementos de mercería o si prefieres puedes hacer tu cinturón a medida en casa, con la hebilla que quieras o del material que desees. Los elásticos son muy fáciles de hacer, las mercerías suelen tener un amplio catálogo de hebillas y goma de diversos grosores, con cuatro adornos de tu gusto o unos imperdibles puedes tener un cinturón muy original.

Con unas tijeras y un cinturón podemos convertir una camiseta básica de algodón (una o dos tallas mayor, incluso mejor si es de chico) en un vestido corto para llevar con unos leggins o para ir a la playa. Sólo hay que cortar el cuello lo suficiente para que caiga sobre un hombro, recortar las mangas al gusto y situar el cinturón en su sitio (procura que no haga bolsas feas o arrugas extrañas). Se puede hacer con camisetas básicas, pero también con camisetas de merchandising o cualquier camiseta amplia que nos guste.

Algunos modelos de cinturones con elástico que pueden resultar inspiradores e interesantes:



 
 
                                                                                                                                     
Y para muestra un botón:


 






Un cinturón en tu vida y a lucir silueta con alegría.

Imágenes extraídas de Google y prettyplussize.tumblr.com

0 comentarios:

Publicar un comentario