sábado, 3 de agosto de 2013

Bocadillo vegetal ligero

¡Qué complicado es el verano!

Siempre que leo por ahí sobre  picnics veo fotos muy bonitas y resultonas, pero nunca he leído recetas para llevar a una merienda al campo, a veces con un poco de pan, aceite de oliva, un tomate, sal y orégano basta, parece que al aire libre todo sabe mejor.

Cuando me aburro en casa pruebo a hacer bocadillos con cualquier cosa que haya en la nevera y a veces el invento sale bien, otras acabo con algo incomible...

Este sándwich es estupendo para comer algo rápido o para llevar en la mochila (mejor si va en una nevera portátil o en una mochila de esas que aguantan el frío porque el queso y el calor no se llevan muy bien).

Ingredientes (2 personas):
  • 4 rebanadas de pan integral o de cereales.
  • 1 tomate no muy maduro.
  • 1 pepino pequeño.
  • 1 zanahoria.
  • 1 cebolleta pequeña.
  • Un par de cucharadas de queso fresco.
  • Un par de cucharadas de mostaza.
  • Sal.
  • Pimienta negra.
Preparación:

En un bol mezclamos el queso fresco con la mostaza, un pelín de sal y pimienta negra al gusto, tiene que quedar como margarina sin refrigerar, esa textura más o menos.

Untamos la mezcla anterior en las rebanadas de pan (en este caso usé pan de molde integral sin tostar, pero sobre panes más "duros" queda mucho mejor).

Rallamos la zanahoria y cortamos en rodajas el resto de los ingredientes, colocamos todo sobre el pan que hemos untado y listo para comer.

A este mismo sándwich le podemos añadir canónigos o lechuga.

Una cena ligera o un tentempié estupendo para las jornadas calurosas del verano.

2 comentarios:

Madame Macabre dijo...

Uffff, menuda pinta. Esta receta ya me la estoy apuntando. Ideal para el verano, muy refrescante.

Gracias por compartir :).

Un beso.

V. Glemsel dijo...

Espero que te guste.

Bicos.

Publicar un comentario